“A menos que bailemos” muestra la iniciativa de la compañía de baile Black Boys Chocó para rescatar jóvenes de la delincuencia que acecha a Quibdó. Fue apoyado por la Usaid

Con la presencia de medios nacionales y locales, se proyectó al mediodía del jueves 30 de junio, en Quibdó, el documental A menos que bailemos (Unless we dance).

El producto audiovisual —apoyado por la Usaid (La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional)— relata la historia de superación de cuatro jóvenes del barrio 2 de mayo, uno de los más violentos de la capital del Chocó.

Con las herramientas de la danza, BonIce, Colacho, Mafalda y Rihanna —esta última transexual— enfrentan un contexto marcado por la violencia y la exclusión. Los cuatro hacen parte del colectivo cultural Black Boys Chocó.

En el teatro del centro comercial El Caraño, la función contó con la presencia de los habitantes del barrio, de autoridades municipales, de funcionarios de Usaid y Acdi/Voca y de corresponsales de medios de información.

El evento tuvo un cierre acorde con el filme: cincuenta de los doscientos setenta estudiantes de Black Boys dejaron que el ritmo y la energía llenaran el escenario.

Los productores y personajes de A menos que bailemos esperan que su documental entre al circuito de los Festivales de cine de Colombia y Latinoamérica.

Unless we dance es un homenaje a su grito de resiliencia y a todas las vidas que se han perdido.

Sigue siendo parte del #EfectoColectivo del Programa Jóvenes Resilientes de USAID y ACDI/VOCA

unless_we_dance

Start typing and press Enter to search

error: Este contenido esta protegido !!