Busca empoderar a 720 madres adolescentes víctimas de la violencia y habitantes de zonas marginadas, como agentes de cambio y reconciliación. Durante 12 meses, las beneficiarias participan de un proceso integral que les brinda herramientas para que 300 jóvenes superen las condiciones personales, familiares y laborales que limitan su inclusión económica y social; 400 jóvenes accedan al mercado laboral formal y 20 jóvenes desarrollen habilidades de liderazgo y se conviertan en multiplicadoras de la reconciliación capaces de inspirar, concientizar y movilizar a 800 pares de sus comunidades.

Proyectos relacionados

Start typing and press Enter to search